RepRap es una impresora capaz de esculpir objetos (o imprimir en 3D) a base de generar y apilar láminas finas de plástico fundido. Como la impresora misma está hecha con piezas de plástico de pequeño tamaño, la RepRap es también capaz de imprimirse a sí misma, en otras palabras, es una impresora capaz de reproducirse.

Este curioso echo no es para nada fortuito. La impresora RepRap es parte de un proyecto generado bajo el paraguas del Open-Source Hardware OSHW, primo-hermano del famoso Open-Source Software OSS, pero que intenta llevarlo más lejos añadiéndole a un objeto físico algo que hasta ahora sólo parecía posible en el mundo de los datos: el concepto peer-to-peer (p2p).

La idea es que gente que ya posee una RepRap fabrique nuevas piezas para gente que quiera montarse una, y repetir el proceso sucesivamente. Por eso, todos los diseños de montaje, de los circuitos y, por supuesto, de los drivers necesarios para su funcionamiento, son de licencia gratuita y abierta a cualquier tipo de copia o modificación. Quizás el punto más delicado del proceso es el del montaje de la circuitería, pero todos los elementos necesarios para el funcionamiento de la impresora pueden comprarse en cualquier tienda electrónica especializada.

En cualquier caso, la idea parece que está empezando a cuajar, incluso en algunos países están proliferando las RepRap “Parties”, donde grupos de amigos se reúnen para construir RepRaps en largas sesiones de trabajo intensivo.